Libro Argenleaks: Los cables de Wikileaks sobre la Argentina, de la A a la Z PDF

1 de agosto de 2011
Cientos y cientos de documentos secretos que se filtraron de la Embajada
de los Estados Unidos en la Argentina, que involucran a desde el
matrimonio Kirchner, pasando por Antonini Wilson, Marcelo Tinelli y
hasta el autor de este libro.

Wikileaks es una organización mediática internacional sin fines de lucro
creada por Julian Assange, que publica a través de su sitio web informes
anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de
interés público.
Como en una buena novela de espías, a comienzos de 2011 Santiago
O ́Donnell acudió al llamado del hombre del año, Julian Assange, para un
encuentro reservado en un castillo inglés. El autor, el único periodista
argentino que tuvo contacto con Assange, había sido investigado a fondo,
sus credenciales periodísticas fueron chequeadas y rechequeadas, y
recién allí logró encontrarse con el fundador de Wikileaks, para recibir
de su mano un pendrive con los cables sobre Argentina producidos por la
Embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires. Cientos y cientos de
documentos secretos que no dejan tema sin tocar, muchos de los cuales se
revelan en ArgenLeaks por primera vez. Cables sobre Cristina y sobre
Néstor, sobre Amado Boudou, Guillermo Moreno, Hugo Chávez, Antonini
Wilson, sobre la AMIA, la oposición, Clarín, Marcelo Tinelli, Joaquín
Morales Solá y hasta despachos sobre el propio autor de este libro, que
recoge lo más jugoso de la pata argentina del escándalo periodístico
diplomático político que sacudió el avispero planetario.


Información

Publicado: 1 de agosto de 2011
Editorial: SUDAMERICANA
ISBN: 9789500736725
Idioma: Español
Nº de páginas: 257

Santiago O'Donnell

Santiago ODonnell es periodista y actualmente cumple tareas como editor jefe y columnista de la sección ""El Mundo"" del diario Página 12. Comenzó su carrera en el Buenos Aires Herald, pero rápidamente pasó a trabajar en dos de los diarios más importantes de los Estados Unidos: entre 1987 y 1990 en Los Angeles Times y de 1991 a 1994 en The Washington Post. De regreso a la Argentina se incorporó a la redacción del diario La Nación, en la que estuvo cuatro años, antes de pasar a ser editor general del semanario TXT.