Libro Intoxicados por la fe: Cómo ser libres de una religión tóxica y vivir una espiritualidad feliz PDF

1 de junio de 2011
«Stamateas nos habla en este libro de lo tóxico de la religiosidad
opresiva, amedrentadora, que no libera sino que achicharra, que no está
basada en el amor sino en el temor. Y nos insta a albergar en nuestro
interior a un Dios que nos ama, que aspira a que seamos lo que debemos
ser y no lo que cierta religiosidad burocrática y formalista pretende
que seamos». Pacho O'Donnell (Escritor, historiador, médico)

A través de innumerables ejemplos tomados de experiencias reales, el
autor de los best sellers Gente tóxica y Autoboicot analiza cómo es la
fe que lastima, pero también arroja luz sobre el poder que vuelve a la
fe sana.

Alejandro Rozitchner (Filósofo, escritor)
«Stamateas es un hombre valioso porque es un hombre de fe que puede al
mismo tiempo ser abierto y moderno. En su visión, la fe no implica una
posición temerosa y conservadora, todo lo contrario. El suyo no es un
sistema que niegue al individuo ni el placer, no aboga por una mirada
retrógrada y triste. Su fe es crecimiento y ganas de vivir».

Lucas Márquez F. (Pastor)
«La fe define el conjunto de creencias de una persona. Por eso, si
queremos saber el enfoque de vida de alguien, le preguntamos: "¿Qué fe
profesas?" Bernardo Stamateas explica de una manera clara y práctica el
daño que las religiones han provocado a la fe auténtica».

Sergio Bergman (Rabino)
«Bernardo Stamateas nos propone asumir que la fe puede ser tanto un
camino de redención de sentido como un camino en el que se pierde todo
sentido, que puede llevarnos a quedar atrapados en la opresión de
entregar por determinadas creencias nuestra propia autonomía y libertad
espiritual».


Información

Publicado: 1 de junio de 2011
Editorial: GRIJALBO
ISBN: 9789502805290
Idioma: Español
Nº de páginas: 272

Bernardo Stamateas

Bernardo Stamateas es licenciado en Psicología, sexólogo clínico, escritor y conferencista, y ha viajado por diversos países dando sus charlas. Es Pastor de la Iglesia Ministerio Presencia de Dios en Buenos Aires. Está casado con Alejandra y tiene dos hijas.