Libro Lo que se oye desde una silla de El Prado PDF

31 de agosto de 2011
Pedro Antonio de Alarcón (Guadix, Granada, 1833-Madrid, 1891). España. Hizo periodismo y literatura. Su actividad antimonárquica lo llevó a participar en el grupo revolucionario granadino «la cuerda floja». Intervino en un levantamiento liberal en Vicálvaro, en 1854, y óademás de distribuir armas entre la población y ocupar el Ayuntamiento y la Capitanía generaló fundó el periódico La Redención, con una actitud hostil al clero y al ejército. Tras el fracaso del levantamiento, se fue a Madrid y dirigió El Látigo, periódico de carácter satírico que se distinguió por sus ataques a la reina Isabel II. Sus convicciones republicanas lo implicaron en un duelo que trastornó su vida, desde entonces adoptó posiciones conservadoras.

Información

Publicado: 31 de agosto de 2011
Editorial: Linkgua digital
ISBN: 9788496428874
Idioma: Español
Nº de páginas: 18

Pedro Antonio de Alarcón

Pedro Antonio Joaquín Melitón de Alarcón y Ariza nació en Guadix, Granada, 1 de marzo de 1833 y murió en Madrid el 19 de julio de 1891. De familia humilde aunque provenía de hidalgos, fue enviado a Granada a estudiar leyes en la Universidad, pero abandonó esos estudios para iniciarse en la carrera eclesiástica, que también dejó en 1853 para marchar a Cádiz. Fundó El eco de Occidente, junto a Torcuato Tárrago, y de este modo inició su carrera periodística. Se trasladó en 1854 a Madrid, allí creó un periódico satírico, El látigo, con ideología antimonárquica, republicana y revolucionaria. En 1857 escribió El hijo pródigo, drama que obtuvo gran éxito. Estuvo como periodista en la guerra de África, de esta experiencia surgió Diario de un testigo de la guerra de África, en 1859. Más adelante cultivó la literatura de viajes, contando en diversos artículos sus viajes por Italia (recogidos en De Madrid a Nápoles, 1861) y su Granada natal (La Alpujarra, 1873). Como miembro de la Unión Liberal ostentó diversos cargos, como el de consejero de estado con Alfonso XII, en 1875, o el de diputado, senador, y embajador en Noruega y Suecia. Además fue académico de la Real Academia de la Lengua desde 1877. Su obra cumbre es El sombrero de tres picos, que inspiró, a su vez, la obra de Manuel de Falla. La obra literaria de Alarcón se sitúa en el paso del prerrealismo al realismo, con cierta remembranza romántica. La incesante actividad del autor en el campo periodístico con crónicas, artículos políticos, cuadros de costumbres, relatos, críticas literarias, se plasmó en algunos de sus libros.