Libro Los Maestros y Discípulos del Espíritu PDF

10 de noviembre de 2014
Quiero dejar ante todo, una cosa bien clara, tal como es: la realidad de “LA INMORTALIDAD DEL SER HUMANO”; ¿yo no sé ustedes?, ¿a lo mejor yo he sido el último en darse cuenta? 

De lo que si estoy seguro, es de que no he sido el primero, ya que todas las maestras y maestros que he tenido a lo largo de esta existencia, así  me lo han demostrado, y  me lo han dejado bien claro dándome sus pruebas, porque yo he sido tan torpe, que así lo he necesitado, para que me diera cuenta y no tuviese más duda de ello.

¡Bien venidos y benditos seáis todos aquellos que habéis venido hasta esta puerta del verdadero y puro conocimiento de la realidad de nuestras existencias!

¡Bien venidos y benditos seáis todos aquellos que habéis generado la virtud del saber recibir porque en ello habéis generado las bendiciones del poder otorgar!

¡Bien venidos y benditos seáis todos aquellos que habéis llegado a esta puerta en un bienaventurado y precioso renacimiento humano, libre y bien dotado para poder comprender este conocimiento!

¡Bien venidos y benditos seáis porque esta puerta se halla completamente abierta ante vosotros!

¡Bien venidos y benditos seáis todos aquellos que ahora os halláis aquí, ante mí!

Permitidme que me presente ante vosotros. 

Yo soy él chela y quiero deciros ante todo, que todo conocimiento consiste tan solo en darse cuenta.

Todo es uno y uno es todo, lo que nos sucede es que a veces no sabemos que nuestra existencia actual es efímera y transitoria, no queremos desprendernos de los egos ilusorios, no osamos aniquilar todo vestigio de la personalidad por miedo a la perdida de la entidad, o no silenciamos nuestra mente aunque sea un solo instante permitiéndonos el que aparezca la clara voz del espíritu, para darnos verdaderamente cuenta de ello.

Pero lo conozcamos, lo sepamos o no, ¡esto es así!

Pero lo queramos, podamos o no, ¡esto es así!

Pero nos atrevamos, lo hagamos o no, ¡esto es así!

Pero nos callemos y silenciemos el eterno rumiar de la mente pensante o no, ¡esto es así!

Todo es uno y uno es todo, eso es todo.

Dada nuestra naturaleza espiritual, inmortal y eterna se nos hace preciso que despertemos al maestro interior, pues el es la puerta de todos los maestros. Pero para ello precisamos de la guía y ayuda de un verdadero maestro realizado y este es el que yo he encontrado. Y recuerda que: hasta que el chela no esta preparado, no aparece el maestro, y que así como es el chela, es el maestro.

Con mi deseo mas ferviente de que encuentres pronto el “tu-yo”. Solo se precisa oír al corazón,

Como han dicho los maestros que nos han precedido, recuerda siempre que el triste “si-no” del ser humano es perderse fuera y no hallarse dentro.       

                                                               

El Chela



Información

Publicado: 10 de noviembre de 2014
Idioma: Español
Nº de páginas: 235

Karma Yeshe Yiatso