Libro Portadores de Almas III: El Velo PDF

13 de mayo de 2018
 Amaealin se concentró en el escaso poder que conservaba y expulsó de allí a Helena, que desapareció al instante.

—No podrás salvarla eternamente —le dijo Ckross escupiendo las palabras.

—Lo haré hasta mi último aliento —contestó ella.

—¿No le has contado aún que aquí es donde nació? Esta es su casa, su reino, ¿por qué negarle algo que le pertenece? —preguntó ahora divertido—. ¡Ah! ¿Creías que no lo sabía? Fuiste muy hábil escondiéndola y huyendo para sacarla de aquí, eso te lo concedo. Pero olvidaste algo; ella es la única que ha nacido en este lado donde todo lo demás está muerto, excepto nosotros. La huella de su nacimiento siempre me guiará hasta ella, no importa cuántas veces nazca o cuánto trates de esconderla de mí.

—¿Qué se siente al haber fracasado tantas veces, Ckross? —le provocó ella, cansada de sus ataques.

Él respondió con una sonrisa cargada de malicia.

—No he fracasado en absoluto, solo espero el momento preciso para dar el golpe maestro.


Información

Publicado: 13 de mayo de 2018
Idioma: Español
Nº de páginas: 409

Luz Escaño