Libro Rupturas: Siempre hay alguien que deja y otro que es dejado PDF

1 de febrero de 2012
Basado en historias reales, este libro retrata con deliciosa precisión
ese momento nuclear en la vida (amorosa) de cualquier persona: el no-va-
más.

Ese instante que puede durar cinco segundos o cuatro años, que puede
llegar revestido de pena o liberación. Esa secuencia en cámara
lenta en la que, caminando por la calle, después de un frío beso en la
mejilla, te das cuenta de que la persona que hasta hace minutos era
parte fundamental de tu vida comienza a ser un extraño.
Hay dejados y dejadores, abandonadas y abandonadoras. Y dentro de cada
grupo, muchas tipologías diferentes. No todos los que dejan son malos y
no todos los abandonados son víctimas. Están los que lloran en
continuado y las que se ríen de la desdicha. Los dejadores seriales, los
políticamente correctos y las bestias peludas. Los que viven el fin de
una relación como una tragedia y los que no pueden evitar ver allí una
oportunidad de oro.


Información

Publicado: 1 de febrero de 2012
Editorial: GRIJALBO
ISBN: 9789502805788
Idioma: Español
Nº de páginas: 134

Esther Feldman

Esther Feldman es licenciada en Letras, egresada de la UBA. Se desempeñó como docente en la cátedra de Lingüística General de la misma universidad. Hace más de diez años que se dedica a escribir guiones de cine y televisión. Entre otras cosas es la autora de #Okupas#, #Disputas# y #Sol Negro# y realizó la dirección de contenidos de ciclos periodísticos como #Ser Urbano# y #Forenses#. Sus trabajos le valieron varios premios Martín Fierro y Argentores (otorgado por la Sociedad Argentina de Autores). En el año 2002 publicó Amores en tránsito, su primera novela, y Acaloradas (No sólo de pasión arden las mujeres), versión novelada de la obra teatral homónima escrita en coautoría con Cristina Wargon. Actualmente espera el inicio de rodaje de #Lo que tiene el otro#, largometraje argentino-español escrito en coautoría con Lucía Puenzo, mientras trabaja como coordinadora autoral de Underground Producciones y escribe No se permiten animales, su primera novela para niños.